Agencia de Marketing establecida desde 2004 en Marbella, Costa del Sol | (+34) 952 816 678

 

¿Cómo sabes cuándo se ha cruzado la línea roja (Red-line)?

La imitación puede ser la forma más sincera de halago, pero hacer un copiar y pegar, no mola nada.

Uno de los mayores problemas que tienen que enfrentar las compañías de creatividad, es cómo proteger su propiedad intelectual. Los diseñadores se encuentran en una lucha constante contra la competencia sin escrúpulos que no tienen reparo en hacer tu trabajo como suyo.

Los que “toman prestado” o “buscan inspiración” – por usar algunos eufemismos – de las ideas de otras personas, deberían al menos, hacer el “esfuerzo” de cambiarlo un poco antes de hacerlo suyo. Así que imaginaros la sorpresa que se llevó el equipo de Redline, cuando el otro día encontramos que nuestras campañas originales, folletos, gráficas e incluso el sistema único de paquetes de servicios que Redline ofrece, en la web de otra compañía. Ahí estaban exactamente igual, sin cambios, sin retoques, sin ningún cambio, simplemente reemplazando el logo de Redline por el de esta compañía anteriormente mencionada.

Bromas aparte, esto es un asunto serio que puede costar caro. Una empresa que por naturaleza es una pálida imitación de la original, puede gravemente dañar la reputación y engañar a los clientes ofreciendo un servicio bastante inferior.

Si sospechas que una persona y/o empresa está violando tu propiedad intelectual, debes tomar cartas en el asunto inmediatamente.

a) Contacta con un abogado que pueda supervisarte en cómo hacer que el infractor cese y evaluar que daño puedo causar a tu imagen de marca.
b) Contacta con tus clientes para asegurarte que no han sido estafados o molestados innecesariamente.    

Definitivamente hay una jungla ahí fuera… 

 

 

AVISO IMPORTANTE
Advertimos que, si cualquier empresa contacta contigo utiliza el branding de Redline, no tenemos nada que ver con ellos y lo están haciendo sin autorización.